El boom de la arquitectura y la decoración de tipo industrial ha nutrido al interiorismo de elementos que anteriormente eran impensables fuera de edificios comerciales o de producción. El microcemento es uno de ellos y goza de una versatilidad y estética envidiables por otros materiales más tradicionales. 

Veamos en qué consiste y cuáles son sus principales ventajas y aplicaciones

¿Qué es el microcemento? 

El microcemento es un material cementicio pigmentado que puede aplicarse sobre cualquier superficie sin necesidad de levantar el revestimiento ya existente (yeso, mármol, baldosas, cerámica, azulejos, piedra, etc. ). Se trata entonces de un revestimiento con unos 3 mm de espesor mínimo, que mezcla su base de cemento con fibras y otros materiales entre los que se pueden añadir pigmentos para dotarlo de color

Su aplicación es manual y sencilla. Se trabaja por capas que se alternan con una malla que evita posibles futuras grietas y lo dota de mayor flexibilidad y firmeza. El acabado es continuo y limpio, sea cual sea el material sobre el que se aplique e independientemente de la zona (suelos, paredes, baños…). Su precio es similar al de otros materiales frecuentes en vivienda, como las tarimas de madera o las losas de porcelana.  

El resultado es un acabado moderno, acorde a la estética elegante y fría que caracteriza al diseño industrial pero con una textura más suave y pulida que tanto luce en espacios interiores diáfanos. 

Ventajas del microcemento para tu vivienda 

microcemento para tu vivienda

Este material, tan en boga desde hace años y muy valorado por diseñadores y arquitectos, cuenta con las siguientes ventajas:

  • Personalizable: Aunque sea el color gris el que se nos venga a la mente, el microcemento aporta gran variedad en acabados (mate, brillo, satinado…), colores y texturas. Esto lo hace 100% personalizable para dotar cada espacio de estilo y darle un mayor o menor protagonismo. 
  • Diseño exclusivo: A pesar de su origen industrial, genera una sensación muy sofisticada y diáfana. Aplicado en el suelo, aporta continuidad y amplitud a las estancias al carecer de juntas e interrupciones.
  • Resistencia y versatilidad: Una gran ventaja es su impermeabilidad y gran resistencia a altas temperaturas. Así, es óptimo tanto para exterior como para interior en baños, encimeras de cocina, paredes, etc. Para su uso en piscinas o duchas se le puede aplicar una capa antideslizante. 
  • Instalación sencilla: Como hemos mencionado, su adherencia es buena en cualquier superficie y su aplicación es sencilla y rápida. 
  • Bajo coste del material y de la mano de obra: Su fácil aplicación y que no sea necesario eliminar el material preexistente hace que se reduzca notablemente  el tiempo de obra. 

Todas estas ventajas hacen que el microcemento sea una gran opción para cualquier estancia de tu vivienda. A la resistencia del material se suma su potencial versátil y estético, aportando un gran valor añadido a viviendas de estilo moderno. Suele ser muy demandado en viviendas tipo loft o cuya distribución busque el disfrute de espacios amplios y luminosos, para potenciar esa sensación de amplitud y continuidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

ACEPTAR
Aviso de cookies