merendero en el jardin

Cada año, con la llegada de la primavera y las buenas temperaturas siempre pensamos en lo bien que vendría contar un merendero en nuestro jardín de casa. Se trata de una reforma a la que se saca gran partido durante todo el año, pues tiene ventajas tanto estéticas como funcionales y su mantenimiento es mínimo.

En este artículo vamos a ver qué ventajas tiene construir un merendero en tu jardín y qué factores debes tener en cuenta a la hora de hacer la reforma.

merendero en tu jardin

Ventajas de tener un merendero en tu jardín

Nuevo espacio para socializar

Un jardín con merendero es el mejor imán para la familia y los amigos. Será mucho más atractivo visualmente y podrá tomar más protagonismo dentro de la casa como espacio para socializar o simplemente disfrutar de una buena lectura en silencio.

Disfrutar de tu jardín más tiempo

Tanto si es un merendero abierto como si cuenta con un cerramiento, contar con un merendero en su jardín te permitirá hacer uso del mismo durante como mínimo los meses de temperaturas más suaves de primavera y otoño. E incluso durante todo el año si optas por añadirle un cierre que mantenga la temperatura en los meses más fríos.

Comodidad y organización

La funcionalidad de un merendero es incuestionable. Una vez se cuenta con ellos en el jardín parece inviable organizar una barbacoa o cualquier evento en casa. Si además contamos con una piscina, el merendero servirá también como zona de picoteo y para resguardarnos y acomodarnos entre baño y baño.

¿Qué opciones constructivas tengo para un merendero en mi jardín?

Existen opciones tanto constructivas como desmontables. Estas últimas se pueden conseguir con carpas, más económicas aunque de menor funcionalidad y estética y con un desgaste mayor. Dentro de las opciones constructivas, se puede optar por merenderos abiertos o que incluyan un cerramiento en cristal o aluminio. Los resultados son óptimos en cuanto a estética y funcionalidad del espacio.

Consejos para incorporar un merendero en tu jardín

Sombras y recorrido del sol

Al elegir el lugar idóneo para instalar el merendero dentro del jardín, será recomendable siempre que sea posible aprovechar la sombra de un árbol antes que instalar una pérgola o carpa. De este modo no solo aprovechamos la sombra del árbol sino que refrescaremos el ambiente y el espacio estará más humidificado y saneado.

Un concepto que se tiene en cuenta en arquitectura es el de asoleamiento. Consiste en estudiar el recorrido de un sol y la orientación del merendero para lograr el mejor confort térmico en las estancias. Este factor es importante tanto si el merendero es abierto como cerrado, para permitir el ingreso del sol y controlar mejor la temperatura y brisas.

Elección de materiales

La elección de los materiales es clave ya que al estar en el exterior se exponen a un mayor desgaste. Para no equivocarnos debemos atender a criterios 100% prácticos, como la resistencia y la limpieza de los mismos. Para la construcción de los merenderos es recomendable emplear piedra o gres rústico, que son materiales duros, de fácil limpieza y con un acabado estético.

Queda claro que el merendero es una opción excelente para sacar el máximo partido al jardín de tu casa. Ahora bien, es importante conocer bien cómo incorporarlo correctamente en tu jardín así como elegir el lugar y los materiales más adecuados. Solo así podremos disfrutar de la desconexión que ofrece un espacio exterior con las comodidades de un espacio interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

ACEPTAR
Aviso de cookies