rehabilitacion de tejados

Tener goteras en casa es todo un clásico. Las filtraciones, humedades y otros problemas derivados de los tejados están siempre entre las reformas y reparaciones más habituales en casa. Frente a ello, la impermeabilización del tejado es una de las opciones mejor valoradas ya que suelen atacar al origen del problema.

Un tejado no aislado o que no esté en perfecto estado suele manifestarse en problemas relacionados con grietas, fallos en la ventilación o el quiebre de las piezas que lo componen, entre otros. Ya se trate de un edificio de uso industrial o particular, así como si la cubierta es plana o inclinada, estos son los principales motivos por los que es recomendable siempre recubrir el tejado de los edificios.

Ventajas de tener un tejado impermeabilizado

Previene posibles daños dentro de la vivienda

El principal motivo por el que conviene impermeabilizar un tejado es evitar que las humedades de la cubierta acaben haciendo daño al interior de la vivienda o edificio. La mayoría de las fugas o fisuras son imperceptibles a primera vista al filtrarse el agua hacia las paredes o el techo.

Cuando la filtración de agua ha sido muy extensa o prolongada en el tiempo es cuando las reparaciones acaban siendo muy costosas y puede afectar incluso a muebles o materiales del interior de la vivienda.

Permite ahorrar a medio-largo plazo

Si bien el tejado es una de las partes más delicadas de los edificios, este requiere de cierto mantenimiento para que siga cumpliendo con su función protectora y aislante entre interior y exterior. Por ello, recubriéndolo ahorramos en posibles reparaciones y fomentamos el ahorro energético. Y es que un techo bien protegido mejora notablemente el aislamiento y al mantener mejor las temperaturas reducirá en mayor o menor medida el gasto en aire acondicionado y calefacción.

acondicionamiento de tejados

Suaviza la temperatura en el interior de la vivienda

Una correcta impermeabilización del tejado hace que las temperaturas sean suaves en el interior de los edificios durante todo el año. Esto se debe al mismo motivo que hemos visto antes: el aislamiento. Mientras en invierno dificulta que se escape el calor, en verano puede reflectar el calor gracias a determinados materiales aislantes que se emplean para recubrirlos, como el poliestireno expandido que mejora la calificación energética de los edificios.

Prolonga la vida útil de la cubierta

Recubrir el tejado de tu vivienda también prolonga su durabilidad. Si revistes con materiales impermeabilizantes la cubierta de tu casa, a pesar de la inversión inicial esta pequeña reforma puede quedar compensada a medio y largo plazo.

Resulta fácil de instalar

Aislar el tejado de un edificio no conlleva reparaciones extremadamente complicadas. Se trata de una reforma que no interviene mucho el edificio, aunque es importante que ésta se lleve a cabo por profesionales en impermeabilización y aislamiento térmico para garantizar un resultado óptimo y duradero.

restauracion de tejados

Por razones como estas cada vez más personas optan por la impermeabilización de los tejados, evitando así estar pendientes de futuras reformas por filtraciones, humedades o goteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

ACEPTAR
Aviso de cookies