Cambio a plato de ducha

Son muchos los clientes que nos contactan para cambiar la bañera por un plato de ducha. De hecho, podríamos decir que es una de las reformas más demandadas, por ello a través de este post queríamos comentarte todo lo que necesitas saber si tú también estás valorando el cambio de bañera por ducha.

¿Por qué cambiar la bañera por plato de ducha?

Antes de nada, lo primero que deberías plantearte es por qué quieres sustituir la bañera por plato de ducha, para así asegurarte que no te arrepentirás con el paso del tiempo.

La principal razón por la que nuestros clientes optan por el cambio de bañera por ducha, es para tratar de ganar metros y así aumentar el espacio disponible en sus cuartos de baño.

De modo que si tienes una bañera en casa, pero en la mayoría de casos la utilizas únicamente como ducha, y crees que te falta espacio en tu cuarto de baño, efectivamente la sustitución de la bañera por un plato de ducha es tu mejor opción.

Hasta aquí todo claro, pero, ¿sabes cómo cambiar la bañera por plato de ducha?

¿Cómo cambiar la bañera por un plato de ducha?

Una vez te has decidido a cambiar la bañera por una ducha, vamos a ver cómo se debe llevar a cabo este cambio.

Lo primero que debes saber es que se trata de una reforma muy sencilla y rápida, que por lo general no implica ningún tipo de complicación. No necesitarás reformar el baño por completo ni gastarte todos tus ahorros, ya que el precio de cambiar la bañera es bastante económico, especialmente si lo comparamos con el de una reforma integral de un cuarto de baño.

Por experiencia, podemos decir que se trata de una reforma muy fácil de realizar que, a nuestra opinión, solo supone ventajas, ya que no ganará únicamente en espacio, sino también en estética, comodidad, funcionalidad y seguridad.

Para la sustitución de la bañera por plato de ducha no se necesita levantar el baño entero, sino que únicamente tendrás que retirar la bañera. En Reformas Dalso contamos con un completo equipo de profesionales con una gran experiencia en cambiar bañeras por platos de ducha, lo que nos permite ofrecer a nuestros clientes el mejor servicio posible.

Nos adaptaremos a tus necesidades y a las de tu cuarto de baño, ofreciéndote las mejores soluciones, siempre con una excelente relación calidad – precio.

Cambio de bañera a plato de ducha.

Ventajas de cambiar la bañera por una ducha

Aumento de espacio

Como hemos dicho anteriormente, la principal ventaja de cambiar la bañera por un plato de ducha es el aumento de espacio disponible en tu cuarto de baño.

Con un plato de ducha a ras de suelo desaparece el pequeño muro de la bañera, que hace el cuarto de baño más pequeño y reduce enormemente la movilidad.

Funcionalidad

Al tener un mayor espacio, tu cuarto de baño será mucho más funcional y cómodo, algo muy a tener en cuenta especialmente cuando tienes niños pequeños en casa, o personas de avanzada edad. Además, resulta mucho más sencillo entrar a una ducha que a una bañera.

Seguridad

Si partimos de la base de que más del 70% de los accidentes domésticos se producen dentro de la bañera, no hay duda de que con la sustitución de la bañera por un plato de ducha ganarás en seguridad. Podrás olvidarte de tener que mantener el equilibrio cada vez que quieras pegarte una ducha.

Estética

Por lo general un plato de ducha luce mucho más que una bañera, ya que cuentas con un mayor espacio disponible que te permitirá aprovecharlo para decorar, o para instalar armarios que te ofrezcan todavía una mayor funcionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

ACEPTAR
Aviso de cookies